null

Los peligros que encierra la ‘dark web’ para la seguridad de tu compañía

 

Cada día nos enfrentamos a nuevas amenazas cibernéticas, por lo que si queremos prevenir y detectar incidentes en tiempo real, debemos tener en cuenta el mayor número de factores posible. No solo debemos controlar lo que vemos a simple vista, sino también lo que es más difícil de ver. ¿Un ejemplo? La 'dark web' se ha convertido en una gran fuente de amenazas y, por ello, su monitorización se vuelve esencial para salvaguardar nuestra seguridad informática. 

Para visualizar qué es la 'dark web', solemos utilizar el simbolismo de un iceberg. La parte superficial, más o menos un 25%, sería proporcional a la parte de internet a la que todo el mundo puede acceder desde Google y que los usuarios comunes conocemos. La parte sumergida, aproximadamente un 75%, corresponde al internet profundo y la 'dark web'. Si hablamos de red oscura, muchos no podemos evitar imaginarnos un espacio clandestino en el que se llevan a cabo diferentes tipos de actividades ilegales, páginas web a las que no puede acceder el público general. 

Sabemos que es una parte de internet que está encriptada y a la que no se puede acceder a través de los buscadores convencionales. Puede ser algo que nos suene lejano, pero actualmente se vuelve un elemento muy importante a tener en cuenta para la ciberseguridad de nuestra compañía. Pero, ¿por qué motivo? Es en la dark web donde se comercializa con infinidad de productos e información de forma clandestina que puede llegar a afectar a nuestra organización.

 

Si desde nuestro servicio de ciberseguridad tenemos control de lo que ocurre en la 'dark web', podemos prevenir cualquier ataque que se planee hacia nuestras redes corporativas. Cuanta más información tengamos, mejor podremos hacerle frente y llegar a evitar problemas de seguridad. 

Según los expertos en seguridad de nuestro partner Recorded Future, es muy importante conocer qué está pasando en la 'dark web' para poder prevenir posibles ataques. En algunos foros de este lado de internet se pueden comprar datos personales o credenciales de forma ilegal, e incluso existe un mercado oculto de datos corporativos. Esto puede suponer varios peligros, como la capacidad de los ciberdelincuentes para suplantar la imagen de nuestra compañía frente a nuestros clientes o la fuga de información confidencial de alto valor.

De esta manera, se vuelve necesario un sistema de monitorización de estos sitios web para comprobar que los cibercriminales no vulneran nuestra propiedad intelectual o ponen en peligro la confidencialidad de los datos de nuestros clientes y empleados. Este es uno de los motivos por los que para proteger nuestra información corporativa, debemos poner un foco especial en la 'dark web'.

 

Por otro lado, también existen foros dedicados exclusivamente al comercio de 'exploits' y vulnerabilidades. Según un estudio realizado recientemente por Recorded Future, el 75% de las vulnerabilidades descubiertas aparecieron en blogs, foros, redes sociales y en la 'dark web' antes de publicarse en los 'sites' oficiales. En otras páginas, incluso se abren debates sobre el desarrollo de vulnerabilidades o se descubren nuevas oportunidades a explotar. Esto significa que si contamos con la información correcta, podemos llegar a evitar el ataque. Si escuchamos información de valor sobre alguna vulnerabilidad que puede afectarnos, tenemos la opción de adelantarnos al problema antes de que se desarrolle. 

Otra amenaza que podemos encontrar en las profundidades de internet es el reclutamiento de personal corporativo descontento con nuestra empresa para cometer actos delictivos y que puede suponer un grave peligro para nuestra ciberseguridad. Puede que estos empleados o exempleados que no tienen una buena relación con nuestra empresa provoquen una fuga de datos a través de la venta de información confidencial o faciliten un ataque informático a nuestros sistemas. 

Si desde nuestro servicio de ciberseguridad tenemos control de lo que ocurre en la 'dark web', podemos prevenir cualquier ataque que se planee hacia nuestras redes corporativas. Cuanta más información tengamos sobre posibles vulnerabilidades en nuestros sistemas y sus riesgos, mejor podremos hacerle frente y llegar a prevenir problemas de seguridad. Nuestro equipo podrá ser más eficiente y efectivo gracias a la recopilación y el análisis de información de interés disponible en la web oscura. De esta manera, identificando la información relevante para nuestro negocio, podremos actuar en consecuencia.